Pesca al curricán del pejerrey (anjova)

La anjova, o como es más conocido en las Canarias, pejerrey es un pez muy común en el Atlántico Nororiental y puede ser capturado durante todo el año a orillas de La Gomera, incluso en las aguas de Valle Gran Rey. Su sabor es delicioso.

Personalmente, saqué varios anjovas pesados de 7-8 kg, todos desde un barco y utilizando la técnica de pesca al curricán. ¡Este pez es un luchador! Después de morder el anzuelo, salta muchas veces y se levanta para deshacerse del anzuelo. Desafortunadamente, cuando el sedal no está completamente tenso o el anzuelo no ha perforado lo suficiente, logra escaparse.  Por lo tanto, la regla de oro de la pesca se sigue aplicando en este caso: Cuando pelees, siempre debes esforzarte al máximo por mantener el sedal tenso. Después de que haya mordido el cebo, haz todo lo que puedas para tirar de él hacia las capas superiores de agua. No dejes que regrese a zonas profundas porque los arrecifes afilados pueden fácilmente cortar el sedal.

Cuando empecé a pescar aquí usé wobblers para pescar a recomendación de otros pescadores. Elegí dos marcas populares y de reconocido éxito. Para las capas superiores del agua, más lejos del barco, utilicé pequeños señuelos tapón, Yozuri 3D Crystal Minnow; mientras que para las capas más profundas más cercanas utilicé grandes señuelos tapón, Rapala X-rap Magnum 30.

Los arrastré a la velocidad clásica de 4 nudos por la orilla y, para ser sincero, no tuve mucho éxito. No tenía gran apreciación por estos señuelos artificiales y es algo que no ha cambiado. No puedo quitarme de la cabeza que son sólo son visualmente atractivos para los peces. Pero si utilizo cebo natural, el olor atraerá a la especie desde lejos.

Así que decidía cambiar a la técnica del curricán, pero con cebos muertos. Fue una buena decisión y mi pesca se volvió mucho más eficiente. Busqué «dead bait rig» (equipo para cebo muerto) en YouTube y obtuve una buena gama de soluciones (esto se aplica para el pez aguja). Guardé y encontré el sitio web «predapro.com» y una pequeña herramienta que ayuda a ensamblar estos equipos (uso el tamaño 2). El pequeño peso en la parte inferior de esta herramienta impide que el cebo se tuerza como una hélice y también asegura que nada bien.

Al principio usaba un simple anzuelo (anzuelo J 5/0, 6/0) para enhebrar el pez cebo, dejando la cola libre y, de esa forma, nadaba espectacularmente. Pero tuve algunas malas experiencias cuando el pez lo mordió y lo partió en dos, llevándose la parte inferior del cebo.

Así que hice un compromiso y enhebré el anzuelo a través del ano y la cola del cebo (uso alambre debido a los afilados dientes del pez) hasta su estómago detrás de las aletas inferiores. En el medio, puse un triple gancho, así que reduje mucho las mordeduras vacías aunque por otra parte, no nada muy bien y se parece un poco a un wobbler. (Ver foto)

Ya que yo pesco con dos cañas, elaboré una combinación para la segunda compuesta de un pulpo pequeño o un calamar. (Ver las fotos – en la última tiene un vendaje que lo protege de los peces pequeños). Yo pesco al curricán a una velocidad de 3,5-4 nudos por las orillas y se puede acelerar hasta 6-7 nudos en aguas abiertas. Los barcos de alquiler pueden alcanzar esta velocidad sin dificultad.

Se pueden encontrar tiburones martillo en los alrededores de La Gomera y también en los alrededores de Valle Gran Rey. Aunque estos tiburones muerden el anzuelo a velocidades más lentas, 2-3 nudos.

¡A pescar!